miércoles, 8 de julio de 2009

negras desnudas gratis

- ¡Debes estar loco si piensas que voy a dejar que me metas ese tronco en el culo!, date por satisfecho que te dejé metérmela en la concha. - Pero linda, voy a tener cuidado, primero te lubrico bien y luego te la pongo muy despacio. Replicó él.- Estás loco, completamente loco, ni se te ocurra. - Sólo la cabeza, ¡por favor!, Tenés un culo tan lindo. - En otra oportunidad trataré de intentarlo, ahora no, si querés te la chupo para que puedas acabar en mi boca.

Resignado él se pone boca arriba nuevamente y Vero se aplica a darle una mamada espectacular hasta que el tipo explota entre sacudidas y gruñidos sordos.Yo estaba en una mezcla de asombro incredulidad y calentura que no había experimentado antes. No podía creer que Vero la que yo tenía por tímida e inocente haya protagonizado lo que acababa de ver. Comencé a alejarme despacio de la ventana y en mi turbación tropecé con unas herramientas de jardín que hicieron mucho ruido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada